miércoles, 31 de agosto de 2011

Balada para un loco


Hablar de Balada para un loco, es plantarnos dentro de la historia de la música argentina en un hito. El sencillo creado por Astor Piazzolla y Horacio Ferrer en 1969 fue el punto de ruptura con la tradición, perimitiendose al tango una manera distinta de expresión. 
La primera vez que se la interpretó, fue con la voz de Amelita Baltar. Tuvo tanto éxito, que la Balada para un loco y Amelita no se separaron más quedando totalmente identificados uno con el otro. Pero el éxito, fue creciendo de a poco. 
El día del estreno, en el Festival de Buenos Aires de la canción y la Danza en el Luna Park un 16 de noviembre de 1969, no todo el mundo aplaudía. El público estaba dividido: para unos, era tango y para otros no. 
Para evitar que la canción ganara, se cuenta que los propios organizadores, organizaron un jurado improvisado, del cual participaron figuras internacionales como Vinícius de Moraes o Chabuca Granda), dándole el premio a un tango llamado “Hasta el último tren” que cantó Jorge Sobral . Y este intento de “callar la canción”, se volvió a su favor, pues al día siguiente ya estaba a la venta como simple. 
Pero si hay venganza por llamarlo de alguna manera, no solo las ventas fueron las que dijeron si a la canción, sino el mismísimo Roberto Goyeneche quien la grabó un mes después del estreno. Este hombre de ascendencia vasca, que apuesta por el “nuevo tango”, tenía una manera especial de cantar. No cantaba… decía. Su calidad para la interpretación de las letras y la forma de decirlas con rubato, lo hacían siempre reconocible. (el rubato es no hacer coincidir el tempo de la letra con el tempo del acompañamiento musical, quedando la frase siempre por delante o detrás del compás.) 
El rubato, era bastante infrecuente en el tango. Tal vez, por andar por los caminos de lo infrecuente, también decidió grabar este hito dentro de la historia del Tango: balada para un loco. 
Sus creadores, fueron influenciados por la película “Rey por inconveniencia” dirigida por Philipe de Broca. La película transcurre durante la segunda guerra mundial en un manicomio. Y la idea de enlazar el vals con la locura vino de aquí.



2 comentarios:

  1. Aprendo un montón siempre que te leo, ¡gracias por el apunte!

    ResponderEliminar
  2. @MelovidaGracias por el comentario, solo trato de compartir lo que para mi es una pasión, y cuando esto es útil para otro es mucho más satisfactorio.

    ResponderEliminar